El Backyard Ultra es un concepto muy simple, una prueba que consiste en un recorrido de 6,7 kilómetros en el que los participantes deben dar vueltas de manera ininterrumpida hasta que solo quede uno, literalmente. A diferencia de las carreras convencionales aquí gana el último corredor en pie y no el más rápido.

Una carrera que comenzará en la medianoche del viernes 10 al sábado 11 de septiembre. 6,700 kilómetros de recorrido con 113 metros de desnivel positivo y temperaturas entre 30º grados de máxima y 13 de mínima.